Documento sin título
  Untitled Document
 
 
Documento sin título
为了不让老公担心粉嫩公主丰丰胸产品,我决定找一些健康有效的丰胸方法进行丰胸。一个偶然的机会了解到了粉嫩公主酒酿蛋丰胸方法,产品是植物提取的,温和无刺激,不会对身体造成任何影响产后丰胸产品,特别符合我健康丰胸的需求。我觉得挺值得一试的,于是就在她们官网订了三个周期丰胸产品
Página de Inicio Trayectoria Noticias Anteriores Ageda de actividades Los medios Galería de imágenes Contacto
 
 
Inseguridad: la catarsis colectiva de cada lunes en el Concejo
Desde hace dos aos, la comisin de Seguridad Pblica y Comunitaria del Concejo Municipal recibe todos los lunes a vecinos para escuchar sus reclamos y denuncias en torno a la problemtica que ms preocupa hoy en da a los rosarinos. Rosarioplus.com fue testigo de una reunin marcada por la angustia, la impotencia y el desahogo
Osvaldo Miatello, Sebastin Chale y Diego Giuliano ofician de moderadores. Son los anfitriones de una reunin que desde hace dos aos se repite todos los lunes a las 13 en el Anexo I del Concejo Municipal, a escasos metros del Monumento a la Bandera. Los ediles apenas intervienen en la charla. Escuchan con atencin. Preguntan. Y anotan en un borrador tems sueltos que luego intentarn unir para solucionar algunas de las problemticas planteadas. El uso de la palabra le pertenece a las invitadas, cuatro mujeres que viven en la periferia de la ciudad, en los territorios ms olvidados de Rosario.

Ins, Laura y Vernica son de Santa Luca, un barrio que se conform a fines de los 90, cuando la construccin de la autopista a Crdoba oblig al traslado de familias. Soledad vive en barrio Godoy, una enorme cuadrcula de calles atravesadas por Circunvalacin, donde la palabra tranquilidad dej de existir hace un buen rato. Las mujeres llegan con la reunin ya empezada. Golpean la puerta y pasan. Se las nota tmidas, algo inhibidas. Con la cabeza gacha, se sientan en la cabecera de la mesa.

Durante los primeros cinco minutos permanecen en silencio. Escuchan con atencin a Salvador Lupo, integrante de la ONG Ciudadanos en Alerta, otro de los invitados al cnclave. A modo de prembulo, el hombre traza un panorama de la delicada situacin que atraviesa la ciudad en materia de seguridad. Su preocupacin est puesta en el futuro. Todos los das escuchamos de un crimen, de un robo. Me preocupan mucho los prximos cuatro aos de esta misma gestin poltica Cuntos muertos vamos a contar de ac al 2019?, se pregunta indignado.

Soledad, ya menos retrada, no se puede contener e intenta introducir su primera reflexin. Giuliano le pide unos minutos para poder presentarlas en sociedad. El tiempo corre y las mujeres tienen mucho para decir. Antes de empezar a hablar, aclaran que los vecinos que faltaron a la cita se arrepintieron a ltimo momento. Les agarr miedo, explican.

Lupo concluye su discurso. Es el turno de Ins, quien rompe el hielo con un testimonio muy crudo. Pide por la seguridad de su hermano, quien est marcado, segn cuenta, por haberse negado a que los narcos del barrio le construyan un bnker frente a su casa. Su calvario empez hace cinco meses y an no termina. Estuvo un tiempo en lo de los suegros por miedo, pero ahora volvi al barrio porque ah est su casa, no tiene dnde vivir. Los fiscales le han dicho que se mude, que mucho no se puede hacer, dice Ins.

La mencin a la connivencia de los policas de la subcomisara 22 con los narcotraficantes encrespa el nimo de las otras mujeres. No hacen nada, su tarea es pasar y recoger la plata que les corresponde del negocio, nada ms, denuncia Ins antes de cederle la palabra a Vernica, ubicada en la silla de enfrente.

Su principal queja apunta a los efectivos de la Polica Comunitaria, una fuerza que no ayuda en lo ms mnimo. Son chicos de 19 aos que no estn capacitados. Se ponen debajo del puente a comer semillitas, a jugar con el celular, es vergonzoso, seala. A Vernica se le quiebra la voz cuando habla de la estigmatizacin que sufren en el trato diario con quienes deben velar por su seguridad. La polica piensa que aquellos que vivimos en los barrios pobres somos delincuentes, nos tratan de la peor manera, agrega.

Quien habla poco y nada es Laura, una joven mam que acude a la reunin con su beb en brazos. Dice que iba a venir acompaada por su madre, pero que no pudo llegar por un turno en el mdico. Sigue renegando por un balazo que le pegaron tiempo atrs en un fuego cruzado. Se salv de milagro. Las balas son moneda corriente en Santa Luca, es una lotera. Ese es un problema grave, acota a la exposicin.

El mando lo toma Soledad, la ms combativa de las cuatro mujeres. Describe situaciones cotidianas de barrio Godoy. Se queja de los robos, de los atracos a los chicos cuando salen de la escuela, de la impunidad con la que actan las bandas y de la negligencia de la polica, un tema que no se esfuma nunca del cruce de opiniones. Ahora, la crtica es contra la Comisara 32 y contra los operativos de Gendarmera.

La comisara es como una verdulera o un kiosco. Muchas veces est cerrada. El otro da unos vecinos se pasaron un buen rato golpeando la puerta para radicar una denuncia. Nunca los atendieron. Es de terror, comenta la seora. Y con Gendarmera la situacin mejor?, pregunta uno de los ediles. La respuesta de Soledad es tajante: Cuando llegaron por primera vez todos estbamos orgullosos de su trabajo. Pero pas el tiempo y parece que se contagiaron de la polica provincial. Ya no imponen respeto ni trabajan como antes. Este es un tema que tambin queremos denunciar.

La aguja del reloj atraviesa las dos de la tarde y la reunin empieza a llegar a su fin. Giuliano, a modo de resumen, enumera los principales problemas que se pusieron sobre la mesa. 1) La denuncia de una vecina por el hostigamiento que sufre su hermano tras denunciar a los narcos del barrio. 2) La crtica a la Polica Comunitaria. 3) Las irregularidades de la Comisara 32 y sub 22. Y 4) el rol de Gendarmera en los barrios.

Vamos a canalizar estos reclamos, a gestionar por soluciones, a hablar con los funcionarios del Poder Ejecutivo que tiene que responder ante estas denuncias, explica el presidente de la comisin. Ins, Laura, Vernica y Soledad se levantan y agradecen por haber sido escuchadas. Se las nota con algo de alivio.

Entre tanta tristeza, bronca y desesperacin, la catarsis colectiva, un remedio efmero y momentneo, tiene hasta un efecto sanador.

Leer la nota en rosario Plus
 
Rosario: 30/09/2015
Visitar vínculo: .http://www.rosarioplus.com/
             
 
 
 
Documento sin título