Documento sin título
  Untitled Document
 
 
Documento sin título
为了不让老公担心粉嫩公主丰丰胸产品,我决定找一些健康有效的丰胸方法进行丰胸。一个偶然的机会了解到了粉嫩公主酒酿蛋丰胸方法,产品是植物提取的,温和无刺激,不会对身体造成任何影响产后丰胸产品,特别符合我健康丰胸的需求。我觉得挺值得一试的,于是就在她们官网订了三个周期丰胸产品
Página de Inicio Trayectoria Noticias Anteriores Ageda de actividades Los medios Galería de imágenes Contacto
 
 
Rosario es una ciudad vulnerable
Propuesta de Gobierno
El Dr. Diego Giuliano es abogado, docente universitario, especialista en Derecho Municipal y autor de varios trabajos en esa materia, entre ellos es autor del libro Autonoma y regionalizacin asociativa, aparecido en 2006.

- Consultado acerca de la posicin de la ciudad de Rosario en su regin, nos dice:

Toda regin debe tener, necesariamente, una o ms ciudades aglutinantes. Rosario debera ser el ncleo aglutinante de toda la regin pero no lo es ni lo ha sido. Hay un discurso metropolitano, pero no hay acciones metropolitanas concretas, efectivas y duraderas en temas puntuales que mejoren la calidad de vida de los vecinos. Estamos bastante desarticulados.

- Por qu lo dice?
Lo digo mirando la gestin municipal. Hoy en da, es muy importante conectarse con la regin, porque los problemas de Rosario no se resuelven solamente en Rosario. El fomento del trabajo, la prestacin de los servicios pblicos, el tratamiento y recoleccin de la basura, el comercio exterior, el desarrollo de la produccin y del turismo, no son temas ni problemas exclusivos de Rosario. La gestin municipal, desde el punto de vista de la ejecucin de polticas pblicas, est encapsulada, y si no se vincula y no resuelve problemas en el nivel metropolitano, como de hecho no lo hace, disminuyen nuestras ventajas comparativas. El municipio an no ha evolucionado en esa materia. Es necesario traspasar el lmite de los partidos polticos, empezar a pensar regionalmente sin tener tan en mente slo las prximas elecciones.

- Cmo repercute eso en los vecinos?
Luego de casi dos dcadas de gobierno del mismo color poltico, la ciudad no logro articularse con su contexto regional y eso lo pagamos los ciudadanos que tenemos conflictos de transporte interno y externo y de distintos servicios pblicos, desde el destino de la basura hasta la falta de alertas en los casos de tormentas extremas o la prevencin del humo de las islas.
Rosario es una ciudad vulnerable. No hablo de grandes desastres que, afortunadamente, no suceden. Hablo del humo y de la lluvia. Cuando hay sequa, el humo de las islas nos invade. Cuando llueve, la ciudad queda anegada, desprotegida.

Es notable la sensacin de temor que se produce en todos los habitantes frente a la aparicin de una posible tormenta. La ciudad se desespera. En la ltima tormenta se cayeron ms de 800 rboles, algo que en algn caso puede ser natural pero que en la mayora, fue producto de la falta de mantenimiento del arbolado pblico y de la constante intervencin de las empresas que prestan servicios a travs de excavaciones sucesivas en las veredas y calles. Hay una gran incoordinacin y el municipio no controla.

- La ciudad est desprotegida.
La falta de limpieza de los desages centrales, las bocas de tormentas tapadas y la ausencia de un sistema eficaz de aviso a la poblacin, es la causa de la gravedad de los resultados de una tormenta, con el saldo de muertes evitables por electrocucin y tantos otros daos. El municipio es quien debe ocuparse del alumbrado, el barrido y la limpieza, esa es su esencia, independientemente de todas las dems acciones que modernamente le corresponden. Si desviamos la mirada para otro lado, no se hace ni lo uno ni lo otro y los daos son muy graves.

- Barcelona y la realidad
De la concepcin fantasiosa de la Barcelona argentina a la tormenta que con una lluvia de 46 milmetros trae como consecuencia el dolor de 8 muertos y la inundacin de muchos sectores de la ciudad, hay mucha distancia. Ante una situacin desgraciada, lo primero que debemos hacer todos es asistir y ayudar a los afectados, pero luego, es necesario debatir por qu nos pasa repetitivamente lo que nos pasa. Es decir, por qu todava no contamos, como lo tienen otras localidades ms pequeas, con un sistema de alerta regional ni la ms mnima tecnologa para detectar fenmenos meteorolgicos adversos; y por qu los servicios de la ciudad no reaccionan adecuadamente. Nadie debe especular desde el drama social, pero pasado un tiempo, hay que debatir, hacer un balance y prevenir.

La ciudad es vulnerable en todo sentido y ya no hay excusas de incoordinacin o de desajustes entre la provincia y la gestin municipal.

Estn del mismo lado?

En las soluciones reales no parecen estar la provincia y la ciudad las dos del mismo lado sino, por el contrario, parecen estar cada una por su lado. Desde enero de 2008 se viene anunciando la implementacin de un sistema de alerta temprana con informacin meteorolgica en tiempo real y recin despus de los 8 muertos de la tormenta del 2 de febrero, se anuncia la toma de un crdito para eso.

Hasta hace un tiempo, bastaba con echar culpas para afuera. Ahora, no se justifican. Pasa como en la vida cotidiana. Si alguien niega el error y empieza a echar culpas de sus males para arriba, para abajo y para el costado, si el error no se internaliza se repite inexorablemente.
Si los errores estn siempre afuera y yo nunca tengo nada que ver, es probable que nunca podamos resolverlos. Es una especie de desorden, un complejo de victima que se desarrolla para evitar tomar responsabilidad de las propias acciones.

Cmo ve la relacin pblico-privada en la ciudad?
Nuestra ciudad est subejecutada. Rosario cuenta con una intensa actividad privada y una iniciativa empresaria muy importante. Tambin hay un movimiento muy enrgico de sus instituciones intermedias, de sus gremios, de sus artistas, de sus clubes y organizaciones no gubernamentales. Es una ciudad muy creativa que ha tenido que sortear grandes dificultades en toda su historia pero evidentemente, la gestin municipal va por detrs. Rosario es mucho ms de lo que la gestin municipal cree que es.
 
Rosario: 01/04/2009
Visitar vínculo: ., No, No
             
 
 
 
Documento sin título